Juega de Green a Tee y no al revés (estrategia) parte 2 el LayUp

En nuestro último artículo hablamos de la importancia de conocer bien las condiciones del campo/hoyo para elaborar una estrategia adecuada a la hora de jugarlo. Una vez clara la forma en la que queremos atacar un Green para entrar en las mejores condiciones, toca hablar del golpe LayUp para hoyos pares 5.

El layUp aborda la misma mentalidad estratégica que los approach a Green. Todo buen jugador si desea reducir su número de golpes por ronda, necesita tener conocimiento de sus distancias por cada palo que utiliza, saber cuándo es más importante la distancia o cuándo la dirección.

Es por tanto que nuestra segunda parte estratégica se centra en prepararnos para atacar el Green con la DISTANCIA más cómoda dentro de nuestra gama de golpes (un mismo palo cogido de 3 posiciones de mano distintas, puede darnos hasta 3 distancias distintas, con un swing completo), no todos los jugadores se sienten cómodos en la misma distancia. Hay jugadores que prefieren un swing completo para atacar el Green (un ejemplo sería quizás 120-140 metros con un pitch (PW) para los más pegadores) y otros que prefieren un golpe de medio swing menos agresivo donde sienten que están en control del movimiento, fuerza y distancia. (Un ejemplo sería quizás un golpe de 50 a 80 metros con un Sand (SW) de 54 o 56 grados, cogiendo el palo más corto y un swing más recortado).

Si hemos realizado una gran salida desde el TEE y estamos en el centro de la calle (FAIRWAY) nuestro segundo golpe de APROXIMACIÓN o LAYUP es vital para el devenir del resultado en ese hoyo. La gran diferencia entre jugadores más experimentados y jugadores nóveles está en saber cuándo debemos arriesgar y saber hasta dónde nos permite nuestro nivel de juego ser agresivos.

Nuestro TIP no arriesgar innecesariamente intentando llegar a Green si o si, buscar más nuestra distancia cómoda para el tercer golpe y apuntar a zonas seguras del campo donde más se reduzca el peligro en caso de que el golpe que intentamos jugar no nos salga bien y fallemos por el lado positivo del campo.