Juega de Green a Tee, no al revés (Parte 3)

Con el inicio de este nuevo año, lanzamos la última entrega de nuestras tres partes de (Estrategia de juego), en las dos últimas entregas abordamos como ATACAR UN GREEN y como prepararnos con un buen golpe de LAYUP. En esta última entrega de estrategia, abordamos los GOLPES DE SALIDA y el por qué a veces debemos renunciar al driver para lograr mejor resultado.

Desde que nos iniciamos en el mundo del golf y después de muchos años jugando todos los jugadores tienen que luchar contra su propio ego y ganas de estallar el driver con todas sus fuerzas ya que para muchos es el palo favorito de la bolsa, pero si desgranamos el golf golpe a golpe, reducimos al 25% los golpes que damos con el driver, es el palo más difícil de la bolsa y también el menos utilizado.

Si hay algo que debemos tener en cuenta a nivel amateur y (quizás) también a nivel profesional es que el golf es un deporte en el que estaremos constantemente buscando la perfección, pero el juego no es tanto jugar perfecto si no ser capaz de ser el más habilidoso en el recorrido y a través de nuestras herramientas y capacidades, hacer los menos golpes posibles para alzarnos con una victoria.

Jugando de Green a Tee hablamos siempre de visualizar el siguiente golpe antes de dar el primero para llevar a cabo una buena elección de primer palo. Debemos aprender a entender que demanda el hoyo que estamos jugando y entender que nuestro primer golpe es el más importante de todos ya que nuestra salida será la que condicione el resto de nuestra estrategia.

Nuestro Tip para jugadores de diferente nivel es el mismo, hacerlo simple, si nuestras habilidades no cuentan aún con la capacidad de golpear la bola con efectos o diferentes trayectorias en el caso de hándicaps medios-altos, debemos siempre jugar a la zona del campo que podamos ver con nuestros ojos y si eso demanda un hierro 7 en vez del Driver, debemos aceptarlo y dejar que sea el hoyo el que nos dé una buena corazonada sobre cuál es la mejor elección.

En caso de jugadores más experimentados, siempre es recomendable salir con un mapa de los hoyos donde podremos encontrar las medidas oficiales para decidir si ser conservador o arriesgar, usando siempre el sentido común y entendiendo como esta nuestro cuerpo ese día para jugar.

Para nuestra próxima entrega hablaremos sobre cómo prepararnos de cara a una ronda competitiva de golf, con una pequeña rutina que podréis probar y utilizar para calentar y entender dónde están nuestras debilidades y puntos fuertes en ese día