El Open de todos…

2 años han transcurrido desde que el Open de España se cayera del calendario del European Tour. 4 años han pasado desde que un español levantara el trofeo en tierras españolas. Y 4 días han tardo Nacho Elvira y Jon Rahm en engrandecer nuevamente este deporte y han ayudado a reavivar la pasión del golf por parte de los más pequeños y en aquellos que poco a poco han ido haciendo de lado este bello deporte olímpico.

12 de abril 2018, 08:00, para ser un jueves sorprende la cantidad de aficionados que se han acercado al centro nacional para ver con sus propios ojos al actual número 4 del mundo, calentar y llevar a cabo su rutina habitual pre Tee Time, lo que muchos aficionados españoles no esperaban era que la organización emparejara a Rahm con otro de nuestros buques insignia en el circuito americano y europeo Rafa Cabrera Bello.

08:55 Nuestros dos jugadores españoles hacen acto de presencia en el Tee del hoyo 10 para ser presentados debidamente y que fuesen ovacionados por los aficionados pero faltaba el tercer jugador a entrar en escena y resulto ser uno de los jugadores más queridos del tour, por su forma de ser, su simpatía y su más que peculiar físico para lo que en estos días se considera un golfista de elite, aun así, no tardamos mucho en escuchar los primeros gritos de guerra de Andrew “BEEF” Johnston. El mejor de los compañeros para nuestro dueto español.

Claramente con el emparejamiento de por la mañana muchos jugadores iban a estar volando por debajo del radar sin captar mucho la atención de los aficionados españoles ilusionados por ver a 2 de los grandes del momento jugar juntos.

13:55  Le llegaba el turno a un grandísimo jugador local conocido por muchos pero eclipsado en su debut en este Open de España. Hablamos de nuestro querido Nacho Elvira su imponente altura, pegada y técnica no pasan desapercibidas para el público más experimentado que se animó a seguir la partida completa de Nacho Elvira que hizo parecer muy fácil lo difícil.

A pesar de su inicio con una bola “casi perdida” a la izquierda del Green del 1, entre la maleza en su intento por  llegar de 2 buscando arrancar fuerte y ayudado por los aficionados, Elvira logro salvar un meritorio Bogey con sabor a Par y que arregló en el segundo hoyo con un impresionante Birdie en el 2, aunque parecía tener manía al jugador ya que en los días posteriores tuvo que jugar bolas provisionales porque rozó el fuera de límite en ambas salidas de las rondas 2 y 3.

Volviendo a la primera ronda el turno de tarde en el que jugaba Elvira sufrió más que los primeros debido a las condiciones meteorológicas que sufrieron, fortísimas rachas de viento y un final con una enorme tromba de agua que no amedrentó al jugador y que mostró un carácter propio de “Hombre de Hielo” Henrik Stenson, reafirmándose en el liderato de cara al fin de semana y dejando claro que el camino al triunfo pasaría por ganarle a él.

A lo largo de la semana y el fin de semana este Open de España nos ha dejado bellísimas imágenes y golpes de ensueño. El casi albatros de Jon Rahm, la exhibición de Cabrera Bello en los últimos hoyos luchando por meterse en el corte, los amateurs invitados como Víctor Pastor o Alejandro del Rey, reafirmando a España como creadora de atletas, el casi hoyo en uno de “BEEF” Jonhston o la insufrible rutina de Paul Dunne, más lento que el caballo del malo, pero al que le funciona y así demostró con un buen segundo puesto.

 

15 de abril 2018, 16:30 Se atisba en el horizonte un playoff con dos jugadores españoles a la cabeza junto con un irlandés. Jon Rahm en -19 planta su bola en el Tee del 17, por detrás vienen Paul Dunne y Nacho Elvira que acaba de hacer dos birdies seguidos en el 13 y 14 y acecha el liderato de Rahm.

Rahm golpea la bola alta hacia el cielo, la bola se envenena, empieza a cerrar, golpea el Green pero el backspin la precipita hacia el agua, oímos al público enmudecer para minutos después oír gritos por todo el campo, la bola de Rahm ha aguantado y no se ha ido al agua. Rahm emboca la bola y logra hacer par ¿Premonitorio de lo que podía suceder por detrás?

Elvira y Dunne se acercan al TEE del 17,  Elvira y Suazo (su caddy) estudian el golpe, de repente otra vez ese viento maldito del día 1, Elvira golpea la bola parece no llegar, oímos al público gritar, ¡Vuelva, Vuela!, la bola golpea el Green justo donde cayó la de Rahm antes y el público enloquece pero esa bola se envenena, el backspin y el viento se alían y esa bola rueda como la de Jon, finalmente la fortuna se decantó por el número 4 del mundo mandando la de Nacho al agua. Jaque mate.

Jon Rahm celebra su birdie en el hoyo 18 confirmando su victoria con un público entregadísimo aplaudiendo y rendido a nuestro mejor jugador actual. Final de campeón

Aunque la imagen del día la protagonizaría un ligeramente abatido Nacho Elvira, a pesar del duro golpe, nada borro la sonrisa a este increíble jugador por el que la afición sentía impulsos contradictorios felices por la victoria de Rahm, pero dolidos por no poder haber visto a nuestro jugador local más querido levantar nuevamente un trofeo ante su público.

A pesar de todo, la entrada al Green del 18 alzando la bandera española junto con su caddy quedará para el recuerdo de muchos y la imagen posterior plantando la bandera española nuevamente en el Green para finalizar el torneo, sin duda alguna demuestra que los campeones no solo se forjan a base de victorias si no también sabiendo perder con estilo y respeto y en este fin de semana hemos visto a dos grandes campeones representar con orgullo a nuestro país.

Gracias a todos los jugadores españoles que se presentaron en Madrid en favor de engrandecer este deporte.

Gracias Nacho por tu fortaleza y tesón.

Gracias Rahm por tu Magia.

 

Angel Gabriel Rebellado